Logotipo desatascos almería
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Sosa cáustica como desatascador casero

Sosa cáustica como desatascador casero

Con el asesoramiento adecuado, pueden llegar a solucionar diversos problemas en las tuberías de su edificio. La sosa cáustica como desatascador casero resulta una de las posibilidades con más éxito, a la cual se acude cuando fallan otras realizadas con productos naturales. Cuando no es suficiente echar posos de café por el sumidero del lavamanos o la fregadera, y también resulta insuficiente la técnica que consiste en la combinación de levadura química y vinagre, se utiliza la sosa cáustica como potente desatascador. Pero hay que tener cuidado: al contrario que los otros productos, esta es una sustancia abrasiva susceptible de provocar lesiones en el cuerpo. Es por esto que la protección es una de las medidas más importantes a tomar.

Antes de desatascar con sosa, el usuario deberá ponerse guantes y protegerse cualquier zona del cuerpo que pueda recibir salpicaduras. Entonces se echará una tacita pequeña o medio vaso de los de agua, de sosa cáustica. Es importante procurar que no se mezcle con agua antes de tiempo; o sea, se utilizará como los otros procedimientos, con el sumidero libre de agua y bien seco.

Después se echará agua caliente en una cantidad no muy grande: con un litro bastará. El agua caliente y la sosa atacarán las obstrucciones de las tuberías. Hay que recordar que la sosa no perjudica la naturaleza, pues se degrada rápidamente tras su actividad inicial. Después de esperar un tiempo, unos 15 minutos, los usuarios deberán abrir el grifo y comprobar si realmente el agua se cuela con normalidad una vez se ha realizado el trabajo. Si la tarea ha sido mal realizada o el problema se debe a obstrucciones más graves, habrá que conseguir otros medios. Entre los medios más avanzados para limpiar tuberías integralmente, está el agua a presión, que se consigue gracias a los camiones cuba.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE